¿Pueden los no residentes jugar Lotería en USA?

¿Te has preguntado alguna vez a quién se le permite jugar a la lotería en los Estados Unidos?

¿Puedes comprar billetes de lotería de USA, si eres de un país extranjero?

¿Podrás reclamar el dinero del premio si ganas?

Puede comprar billetes de lotería de USA, ganar las loterías Powerball y Mega Millions, y obtener su premio mayor sin importar cuál sea su estado de residencia en los EE. UU. Si bien hay una restricción de edad (debes tener al menos 18 años para jugar), puedes comprar boletos en cualquier estado que ofrezca la lotería, incluso si no eres ciudadano de los Estados Unidos, o si no vives en el estado vendiendo el boleto, o incluso si no vives en el país en absoluto.

Y, por supuesto, dado que los residentes que no residen en los EE. UU. Son aptos para comprar los boletos, también pueden solicitar el premio en caso de que ganen. Sin embargo, tenga en cuenta que el lugar donde viva afectará lo que suceda cuando gane. Por ejemplo, diferentes estados tienen diferentes reglas sobre si los ganadores de lotería pueden permanecer en el anonimato.

Los países fuera de los Estados Unidos tienen leyes diferentes sobre cómo se gravan los premios de la lotería y cuánto dinero se retiene de sus ganancias. Si gana, asegúrese de consultar con un profesional de impuestos para obtener más información.

Si está intentando ingresar a una lotería que no sea Powerball o Mega-Millions, verifique las reglas antes de ingresar para obtener información de elegibilidad.

¿Puede un inmigrante ilegal ganar una lotería de los Estados Unidos?

No se producen limitaciones sobre quién puede o no jugar a las loterías de USA, las personas que son residentes ilegales pueden adquirir billetes de loterías y así mismo canjear sus premios si es que son afortunados.

Sin embargo, ganar la lotería podría allanar el camino hacia una tarjeta verde. Si usted es un inmigrante indocumentado y tiene un boleto de lotería ganador, debe consultar a un profesional legal antes de reclamar su premio.

Si bien algunas personas piensan que es incorrecto que los asesinos y los delincuentes sexuales puedan ganar millones del estado, otros encuentran que sería injusto evitar que alguien juegue a la lotería después de que hayan pagado su crimen y hayan cumplido su condena.

Sin embargo, hay un lado positivo en que un delincuente gana un premio mayor de lotería; podría dar a las víctimas una forma de ser compensados por daños o restitución en un juicio civil. Es difícil para un delincuente afirmar que no puede pagar cuando ha ganado públicamente un premio mayor de lotería.